Desde la cosmética natural certificada encontramos remedios para todo el cuerpo. Quizá los grandes olvidados en lo que a cuidados cosméticos se refiere sean siempre nuestros pies. Y eso que tienen una gran importancia, pues son nuestra base y nos permiten movernos y caminar. Sin ser conscientes, los maltratamos usando calzados inadecuados y no les prestamos la atención que necesitan.

Con el tiempo, debido a los roces y las fricciones a las que se ven sometidos, es normal que aparezcan callos, durezas, grietas y otros problemas. Existen numerosos tratamientos naturales, muy sencillos para hacerlos en casa, que devolverán la suavidad a nuestros pies, y por extensión, nos proporcionaran un mayor bienestar general.

Pediluvios de hierbas

Uno de los remedios que se han utilizado tradicionalmente son los famosos pediluvios, que ayudan a recuperar unos pies cansados, y es que con algunas hierbas y aceites esenciales, podemos dar a nuestros pies un merecido descanso.

Podemos preparar una tisana con menta, hojas de pino, manzanilla o romero y sumergir los pies para relajarlos. Los baños de epsomita son buenos para los pies cansados y tobillos hinchados. Otros elementos como la mirra, el vinagre de sidra o el té sirven para combatir los hongos que aparecen en ocasiones. Descubre cuál es la hierba o el aceite esencial que más te favorece, sitúate en un lugar cómodo y disfruta mientras lees un libro o escuchas música con los pies sumergidos durante unos 20 minutos. No sólo tus pies te lo agradecerán, sino todo tu cuerpo.

Hidratación y pies suaves

La piel de los pies es la más seca del cuerpo, por lo que conviene poner especial esmero en su hidratación. Una buena fórmula para ello es añadir unas gotas de aceite de menta a una loción infantil y aplicarla con un ligero masaje. Esta es una mezcla que además de ser hidratante, es un remedio refrescante para los pies cansados y doloridos.

Los aceites esenciales también nos ofrecen algunas combinaciones especialmente propicias para la hidratación y cuidado de los pies. La siguiente fórmula es perfecta para los pies muy secos, que incluso está agrietados.

-1ml aceite esencial de jara
-0,5ml aceite esencial de olibano
-0,5ml aceite esencial de romero verbenono
-1ml aceite esencial de ciprés
-8ml aceite vegetal de rosa mosqueta de Chile
-40g manteca de karité

Mezclando todos los ingredientes obtendremos un bálsamo que deberemos aplicar una vez al día, al despertar o al acostarnos, hasta que notemos la piel recuperada.

Para unos pies suaves y bonitos, podemos sumergiremos durante 10 minutos en agua caliente con jabón y frotaremos las zonas con durezas y grietas con una piedra pómez. Una vez secos, aplicar una capa de vaselina y ponerse unos calcetines de algodón limpios antes de irnos a acostar. Por la mañana tendremos unos pies perfectamente suaves.

El cuidado de las uñas

Las uñas son una parte importante de nuestros pies, y hay que mantenerlas bien cuidadas. Una vez más, los aceites esenciales y vegetales pueden ayudarnos en esta tarea.

Si tenemos las uñas quebradizas y blandas, podemos prepara la siguiente mezcla:

-1ml aceite esencial de mirto o arrayán
-1ml aceite esencial de picea negra
-1ml esencia de limón (cáscara)
-15ml aceite vegetal de argán
-12 ml aceite vegetal de ajenuz

Una vez obtenida la mezcla, remojaremos las uñas con ellas, una vez cada dos días.

Las uñas quebradizas suelen aparecer por una falta de determinados nutrientes como vitaminas y minerales. Si el problema es grave, lo mejor es acudir a un especialista.

Otro problema que puede atacar a las uñas son los hongos y levaduras, que se pueden reconocer porque las uñas adquieren un tono amarillento. Para tratar estos casos, podemos utilizar esta combinación:

-2ml aceite esencial de ahibero
-1ml aceite esencial de palmarrosa
-0,5ml aceite esencial de clavo
-2ml aceite esencial de árbol de té
-9,5ml aceite vegetal de jojoba

Aplicar localmente mañana y noche durante 6 semanas. Para facilitar la acción de los aceites y mejorar sus resultados, es conveniente cortarse las uñas lo más cortas posible y limar la superficie antes de la aplicación, para facilitar la penetración de los aceites.

Si el problema persiste o se agrava, habrá que tomar otras medidas y tratamientos, consultando siempre la opinión de un especialista.

Área de Comunicación de Ecocentro

 

 

 

 

ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook6Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0