Los Superalimentos V: El Baobab

“Entre todos los árboles estudiados, el baobab se puede considerar el más útil en absoluto” (Michael Adanson, botánico francés)

El Baobab es un árbol de apariencia mítica que apenas parece real, algunas leyendas africanas cuentan que los primeros ancestros humanos nacieron de los baobabs. Estos árboles imponentes se alzan majestuosos en el paisaje de la sabana.

Probablemente, es el árbol mejor conocido de África así como el más antiguo. Su nombre es de origen árabe “padre de muchas semillas”. Popularmente, es conocido como árbol botella, árbol mágico, árbol farmacia, árbol de la vida.

Cuando alcanza los 200 años empieza a adquirir forma de botella siempre que el clima sea adecuado y el suelo bien arenoso.

Contiene ocho especies de las cuales seis crecen en la isla de Madagascar dos en África continental y los otros dos en Australia. No son árboles muy altos, no suelen pasar de 20m, pero tienen unos troncos inmensos de hasta 14 metros de diámetro. Los troncos están huecos y en su interior almacenan grandes cantidades de agua y así se convierten en una fuente de agua para los nómadas de la región.

Como curiosidad en el cuento del Principito de Antonie de Saint Exupery, se le nombra. El Principito había una cosa por la que tenía un miedo especial: Los Baobabs. Decía que el suelo de su planeta estaba lleno de sus semillas y estas obstruían su pequeño planeta con sus enormes raíces. Pero… ¿Por qué eligió estos árboles el autor?, posiblemente, por todos los mitos construidos alrededor de este árbol, vistos desde el cielo se asemejan a bellas e imponentes criaturas de otro mundo.

Según la leyenda los baobab eran unos árboles tan presumidos que un Dios les dio la vuelta, por ello ahora se dice que las ramas están enterradas y las raíces crecen hacía arriba, realmente parece un árbol plantado al revés. Para los nativos, encierra en su corteza tanto el bien como el mal, se dice que quien bebe agua de una zona donde hay semillas de baobab jamás será atacado por un cocodrilo.

Actualmente, estos extraordinarios árboles se están muriendo, así lo advierten algunos investigadores. Algunos de ellos tienen entre 1.000 y 2.500 años de antigüedad y una cantidad importante  de estos ejemplares han muerto en los últimos 12 años. Se sospecha que los cambios climáticos están afectando a estos árboles tan antiguos particularmente en áreas donde el clima se está calentando rápidamente.

Como viejos observadores del mundo que son, añadimos su carácter sagrado, son respetados por todos los pueblos africanos tanto es así,  que sólo el sabio de la tribu puede subirse a sus ramas para recoger frutos y hojas.

Los antiguos egipcios  lo conocían, así, se puede observar en imágenes descubiertas en tumbas cerca de Aswan 2500 a.c.

 

En cuanto a sus beneficios hay que tener en cuenta que el fruto también llamado “pan de mono” tiene forma ovalada y está constituido de una parte leñosa externa y una parte interna que constituye la pulpa de un color blanquecino y sabor ligeramente ácido debido a la presencia de ácidos orgánicos como el cítrico, desde siglos se utiliza en África para preparar una bebida “ zumo de bouy” esta es refrescante y energética, rica en fibra, vitaminas y sales minerales; también se usa para preparar helados, batidos o alimento infantil.

El fruto recién abierto es consumido como caramelo, éste es el único que es disecado y deshidratado por el propio árbol. Las semillas son numerosas, grandes, con forma de riñón, y viven más de 5 años. La pulpa posee gran cantidad de fibra soluble e insoluble.

El fruto tiene una gran cantidad de ácido ascórbico (Vitamina C)  6 veces más que la naranja, relevante capacidad antioxidante. Contiene también una cantidad importante de aminoácidos esenciales, además es 3 veces más rico en calcio que la leche, potasio, fósforo, ácido alfa-linoleico y tiene 3 veces más hierro que el huevo.

Son múltiples sus aplicaciones terapéuticas y en la práctica son utilizadas todas las partes, así las hojas se usan en infusiones por su capacidad febrífuga y antiinflamatoria, en forma de cataplasma evitaran las crisis de asma y funcionaran como jarabe para la tos y para combatir la malaria… De las semillas se extrae un aceite para su uso alimenticio y cosmético.

La pulpa es usada para trastornos intestinales, sustituye a la leche materna, antimalárica y reconstituyente.

Mencionar también sus propiedades dentro de la cosmética, es ideal para aliviar cualquier tipo de piel, perfecto para combatir las estrías, asegura una limpieza profunda de la dermis, así como es un remedio perfecto para el acné además, de rejuvenecedor facial.

La ventaja del baobab es que es un alimento muy completo que cubre diferentes necesidades de nuestro organismo.

 

Nuria Balmisa.

Asesora en nutrición. Ecocentro

Naturópata

www.ecocentro.es

ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0