RESPIRACIÓN Y SILENCIO

¿Puede la Respiración estar vinculada con el Silencio? ¿En qué forma?

Te invito a acompañarme en esta reflexión.

La respiración es movimiento constante. El silencio se diría que es quietud. Pero hay un silencio que vibra, un silencio que es fecundo, que está vivo. Un silencio que nos lleva hacia nuestro interior y al que podemos acceder siguiendo el hilo de la Respiración…
La respiración consciente: ese movimiento que lleva a la quietud, al Silencio. El silencio esencial, creativo. Un silencio que es origen y que es final.

¿Reconoces ese silencio? ¿Cuán a menudo te permites llegar a él?

En nuestra sociedad civilizada hay mucho ruido. Nos educan a estar focalizados siempre en el exterior. Descuidamos nuestras emociones, también nuestra espiritualidad. Nos identificamos con ciertas creencias, pensamientos: yo soy esto, yo soy lo otro… ¿pero quien eres tu realmente?, ¿quien soy yo?

La respiración y el silencio son verdades fundamentales, eso que Somos. Es presente vivo y constante. La respiración da entrada a la vida. Eso es lo que ahora mismo existe, una respiración definida por ese movimiento que es como una ola que va y viene. Como el mar, ese mar que aquieta la mente con su sonido y nos conecta con la inmensidad de nuestra naturaleza, de nuestra esencia. Ese círculo del recibir y el dar, la inhalación y la exhalación que nos acompaña en todo momento mientras permanezcamos aquí.

Es lo único que no cambia: que respiramos. Somos. Lo demás son conceptos, creencias, ideas. Juegos que surgen del silencio que crea… y la respiración es el fuelle que enciende el fuego creativo.

¿Cómo es ese fuelle en ti? ¿CÓMO RESPIRAS?

Pararnos a sentir nuestra respiración, a escucharla… a veces puede asustar . Observar algo tan sencillo, tan natural y poderoso en uno mismo… la vida en si misma, en plena expresión y movimiento. Reconocer quien soy en su simplicidad, más allá de nombres, de profesiones, de identificaciones. Entrar en el Silencio, en ese espacio esencial dónde me encuentro y dejo de buscar, dejo de buscar-me.

¿Cómo respiras?
¿Respiras como de puntillas? ¿Intentas pasar por la vida de puntillas?
¿Respiras forzando? ¿Como si tuvieras que luchar por la vida, por permanecer aquí?
¿Te gusta tu forma de respirar? ¿Te sientes cómoda con ella?
¿Sientes como si tuvieras el corazón en un puño o el estómago en un puño y eso te impide respirar con amplitud?

Así como respiras, vives.

Párate, cierra los ojos y observa la respiración. ¿cómo es su movimiento?
No la juzgues. Simplemente obsérvala. Tómate unos minutos para ello.
….
¿Cómo te has sentido?

Si has sentido bienestar , ¡Felicidades!
Si has sentido inquietud…. hay algo que debes atender…
Puede ser que lleves tiempo desconectado de ese silencio, de esa verdad esencial. Tal vez hayas estado huyendo de ti mismo y ahora te dé miedo regresar. La respiración te acompaña a volver a tu centro, a tu silencio fecundo, creativo. Desde allí has creado y sigues creando la vida.

Pasar tiempo en silencio es una clave. Investiga. Experimenta. Relaciónate contigo. Comprométete contigo. Nútrete de ti, todo está en ti. Todo ha partido de ti: del Silencio y la Respiración.

SÉ CONSCIENTE DE TU RESPIRACIÓN Y DE TU SILENCIO..

Irene Jové Baumann
Rebirthing breathwork
Próximos retiros en La Hospedería del Silencio www.hospederiadelsilencio.com

 

ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0