SALUD PREVENTIVA EN OTOÑO

Esta estación ha llegado y trae con ella unas peculiaridades que si las sabemos aprovechar van a reportarnos muchos beneficios. Antiguas culturas lo sabían y nos hablan de cómo en este momento rige la energía del elemento metal, un momento especialmente provechoso para la comunicación y los trabajos de la mente, el desarrollo de ideas, la escritura y el habla.

En esta época el órgano que rige es el pulmón con su acoplado el intestino grueso. La nariz es la apertura de los pulmones y su órgano sensorial. Sería provechoso en esta estación buscar un equilibrio entre lo que dejamos entrar: alimentos, ideas y aire y la salida de desechos, espiración, ideas caducas. Obtener este equilibrio es importante.

Así los pulmones e intestino grueso deben permanecer limpios para realizar bien sus funciones pero a veces esto no ocurre por la contaminación de las ciudades, el tabaco y los excesos en la alimentación. El otoño es un buen momento para hacer una limpieza.

Desintoxicar significa también educar a nuestros intestinos para una evacuación regular y suficiente, en el caso de un estreñimiento este debe ser resuelto. No obstante las limpiezas es mejor hacerlas bajo la supervisión de un profesional.

La piel es otro órgano de relevancia dentro del elemento metal; si queremos tener salud es conveniente tener una piel en buen estado. El cepillado de la piel elimina el ácido úrico, el catarro y los cristales. La salud de la piel es importante para los pulmones y cuidándola regularmente ayudará a la eliminación en general. Como dice la Medicina Popular China “la condición del pulmón se manifestará en la piel y el cabello corporal”.

A los pulmones no les gusta el clima frio y húmedo por eso es bueno mantenerse abrigado para evitar acatarrarse. De igual manera podemos evitar enfriarnos con una alimentación apropiada. Aquí proponemos algunos ejemplos:

-Alimentos ricos en vitamina C, como son los rabanitos, nabos, vegetales de hoja verde como las coles, brócoli. Más conocidos pueden ser los cítricos, naranjas, pomelos, mandarinas, así como los pimientos y kiwis, y algunos superalimentos como el camu camu y la acerola.

-Alimentos ricos en vitamina A, otro poderoso antioxidante obtenido a partir de alimentos ricos en betacaroteno que el cuerpo transforma en vitamina A, la cual, además de otras funciones, es necesaria para un buen sistema inmunitario. Ejemplo de estos alimentos seria la calabaza, la zanahoria, el boniato, el caqui (vemos como todos ellos abundan en esta época del año) además en vegetales de color verde estarían presentes en las ortigas o en el brócoli. Los betacarotenos resisten a la cocción y se pueden encontrar tanto en vegetales crudos como cocidos, para facilitar su absorción se recomienda echar un chorrito de aceite virgen de primera presión en frio.

-Alimentos ricos en Zinc, lo podemos encontrar en el apio, ortiga, borrajas, higos, patatas, así como la levadura de cerveza.

-Alimentos para subir las defensas, destacamos el ajo y la cebolla. Ambos ayudarían a reforzar el sistema inmune pues contienen alicina, un antibiótico natural con propiedades bactericidas e inmunoestimulantes. Así una sopa de ajo sería un buen aporte para nuestro sistema inmunitario.

-Alimentos que contienen folatos (B9) presentes en coles de bruselas, coliflor, brócoli…

No hay que olvidar que es preferible que los alimentos utilizados sean biológicos y que no estén refinados pues de esta manera nos aprovechamos totalmente de sus virtudes curativas. También es posible ayudarse tomándolos en forma de comprimidos como suplementación.

A la hora de aliviar los catarros es importante eliminar las mucosidades así como fortalecer el sistema respiratorio. El estado de las mucosas del sistema respiratorio está en estrecha relación con el sistema de las mucosas del tracto gastrointestinal, con lo cual el buen estado de los intestinos nos hace menos vulnerables a padecer problemas respiratorios. Se aconseja al menos durante unas semanas suprimir de la dieta los lácteos, azúcares, bollería, gluten y observar cómo las mucosidades disminuyen. No nos olvidemos también de que una flora intestinal sana es fundamental.

También podemos recurrir a la fitoterapia para ayudarnos en esta época del año. Plantas de sobra conocidas como la echinacea, el tomillo, el orégano y muchas otras nos serán de buena ayuda.

A medida que el otoño avanza, la energía va más hacia adentro y lo mismo les ocurre a las plantas, su energía va más hacia sus raíces. Dos buenos ejemplos de raíces buenas para esta época del año serían la raíz bardana y la raíz de consuelda, usadas para la piel y tonificar los pulmones respectivamente.

Añadiremos que la falta de luz solar puede provocar cierta depresión, la ingesta de alimentos ricos en triptófano serian beneficiosos, pues estos alimentos ayudan a disminuir la ansiedad incluso la depresión.

Bibliografía:
-Tratamientos naturales al alcance de todos. RBA
-La salud y las estaciones. Edaf
-Los tratamientos curativos de los medicos naturistas. Obelisco.
-Nuevo tratado de medicina natural. Edaf
-La naturaleza tiene el remedio. Prana
Nuria Balmisa
Asesora de nutrición y salud en la Multi-Tienda Ecológica Ecocentro
ecocentro.es
eco@ecocentro.es

ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0