La energía verde o de origen renovable es la que está producida mediante recursos naturales que son, en principio, y algunas más que otras, “inagotables”.

Las energías renovables son la energía eólica, la hidráulica, la solar, el calor geotérmico o la biomasa.

Su impacto ambiental es muchísimo menor que el de las fuentes convencionales de energía eléctrica como las fósiles y las nucleares, que producen el temido efecto invernadero y tienen el terrible riesgo radioactivo, que aniquila la vida por siglos y siglos.

Aunque hay que decir que para su producción son necesarias infraestructuras que necesitan, como todos nuestros artefactos, de metales raros y otros materiales escasos que están en el origen de muchos conflictos bélicos, y que usan ingentes cantidades de energía, como los molinos de viento, o las placas solares, que junto a su impacto visual, son los defectos que, desde ciertos sectores críticos, se señalan para equilibrar el marketing de panacea con el que estas energías limpias se venden al consumidor.

Pues por supuesto que son un bien mayor, pero en el fondo último de la cuestión energética está la reflexión que, nadie quiere hacerse, que quizá no es cuestión de más energía, aunque sea más limpia, sino de cultivar una austeridad energética y una austeridad en el carácter individual y colectivo.

Son verdes, sí, pero además podrían serlo mucho más si los gobiernos no invirtiesen todos los impuestos en armamento y defensa y aumentasen en investigación para extraer la energía inagotable del mar, del sol, del viento, con artefactos cada vez más eficaces, funcionales y orgánicos.

Hasta que el decrecimiento sea la respuesta, la energía verde responde con contundencia a la crisis energética que padecemos actualmente y que en el futuro será aún más insidiosa y fuente de conflictos bélicos.

Dicho esto queremos celebrar con vosotros que Ecocentro se suma a un movimiento imparable por parte de las empresas, particulares e instituciones públicas, como el anterior Ayuntamiento de Madrid, que escogen comercializadoras de electricidad verde para cumplir con sus políticas de responsabilidad social, y con su coherencia, hasta el punto de que estos contratos suman más del 30% de la producción eléctrica total.

En nuestro caso se ha escogido a Gesternova, que es la comercializadora eléctrica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), una de las pioneras que desde el 2005 lleva apostando por que este tipo de electricidad limpia, llegue al consumidor y que suministrará la electricidad no sólo de todo Ecocentro en Madrid sino también la Hospedería del Silencio en Robledillo de la Vera.

Cuántos más consumidores exijan energía limpia más obligaremos a los gobiernos y a empresas a invertir en renovables, a investigar, a hacerlas más competitiva y romper el monopolio de la eléctrica en España que, además de estar llena de escándalos como las famosas puertas giratorias sangran al consumidor, dejando en la indigencia energética a miles de hogares cada invierno, por los abusivos precios que su monopolio les procura.

Necesitamos la liberización y para eso cada particular, cada empresa que se suma gana en coherencia y ayuda a dirigir el capital, dueño y señor del mundo hacia escenarios más saludables para todos.

En nuestro canal de Ecocentro Tv, podéis ver una entrevista que le hicimos a Som Energia, la primera cooperativa de usuarios en comercializar electricidad verde, para entender aún más esta revolución verde que necesitamos más que nunca. Esperamos que nuestro gesto de transición, nuestras palabras y nuestros reportajes os convenzan de sumaros al carro del Sol, del viento, de la geotermia por el bien de todos los seres.


Beatriz Calvo Villoria
Directora de EcocentroTv

 

ComparteEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0