Archivo de categoríasRelatos

La Playa de la Inmensidad image

Contempla el inmenso horizonte y no fijes tu mirada en nada. Un océano de silencio refleja el vuelo solitario del Ave de la Libertad.   Desde muy pequeño, sería imposible precisar exactamente desde cuando, Godofredo oyó hablar de la Playa de la Inmensidad. En su memoria, entrelazados con sus primeros recuerdos, se encuentran las imágenes vagas pero contundentes de un lugar hermoso y distante que le despertaban un profundo anhelo. Día tras día, en el monótono trascurrir de su existencia, estas imágenes ejercían un extraño magnetismo sobre él que no le dejaba tranquilo. Tenía la certeza de que hasta que no llegara a encontrar este paraje, aunque tuviese que invertir en ello su vida entera, no encontraría descanso. Nadie sabía ...

Continue Reading

La Leyenda del rey Midas image

Ama por encima de todo la belleza de tu Corazón vacío.  Así podrá ser un límpido espejo de la Luz de tu propia conciencia.   Tan antiguo como el hombre, es el anhelo de encontrar algo de inmenso valor y su mayor sueño, el de ser capaz de transformar la tosca materia en dorado metal. Cuando la mente está volcada hacia fuera, en las cosas externas que percibimos, pensamos que es ahí donde lo vamos a encontrar, el dinero, la fama, el poder, el prestigio social o profesional, el aprecio de los demás. Y observamos las cosas y las vemos brillar al sentir como nuestro corazón las desea, pero inmediatamente al asirlas con nuestras manos para intentar retenerlas, se convierten ...

Continue Reading

El gato Alegre image

El Nacimiento Soy un gato. Mi madre Serpentina y mi padre Alestre me tuvieron un cálido día de primavera, en el cobertizo donde una mullidita cesta cubierta de esponjosa hierba sirvió de improvisado nido. Junto a mí, vinieron al mundo mis cinco hermanos Samira, Sephis, Sirkán, Sócrates y Susa, tres machos y dos hembras. Yo fui el único que recibió un nombre con la inicial de mi padre, la A, y así me llamaron desde entonces Alegre. Este nombre sería premonitorio de lo que iba a ser mi vida, no tanto por lo que se refiere a mi carácter, que nunca tuvo nada de alegre, sino porque expresaba sin ambages la singularidad de mi existencia. De esta manera crecí sabiéndome ...

Continue Reading

La Cabaña image

Para Yün, el carpintero, aquella mañana comenzaba como cualquier otra, incrustada en una monótona e interminable hilera de días pasados y por llegar, como si el olvido y la espera fueran su única razón de existir. Sus ojos, que acababan de abandonar la oscuridad del sueño, debían acostumbrarse a la aún más oscura sombra de la vigilia. De nuevo el reencuentro con esa familiar opresión en el pecho, tan densa como la atmósfera encerrada entre las cuatro paredes de su cabaña. Puntuales, como si respondieran a alguna misteriosa señal escondida en un lugar recóndito, sus pensamientos acudían en tropel, desordenados y confusos, siempre los mismos. De entre todos ellos se abría paso con claridad aquel que decía: “levanta ya, un ...

Continue Reading

El Castaño y la Niña image

Abrirse al milagro Me desperté y mi corazón latía. Entre las sinuosas veredas del jardín mi corazón latía. En las inspiradoras líneas del poema mi corazón latía. En el abrazo de piel cálida mi corazón latía. En el castaño florecido por la primavera mi corazón latía. Mi corazón latía y no era corazón, era latido, rotundo, innegable,  pura irradiación de una fuente inagotable. A su debido tiempo la semilla germinó,  creció, y  ahora ofrece generosa sus flores y frutos. Nada hice. Sólo no lo impedí. Y quién observa sabe que nada ocurrió: el despliegue majestuoso de un círculo perfecto,  instante de plena vacuidad.  1. El Castaño La luz de la mañana se enreda entre las ramas del viejo castaño. De sus ...

Continue Reading

Terra, el planeta de la Noche image

 Para mis hijitas, Claudi y Pauli,  que me colmaron como madre   Había una vez un niño llamado Marcelo que vivía en un planeta donde nunca se hacía de noche. En Demonia, que así se llamaba el planeta de Marcelo, nunca se escondía el sol. La gran esfera luminosa colgaba eternamente en un cielo inmensamente azul. De esta forma, los niños podían correr y jugar todo el día y lo más importante, no tenían que irse nunca a la cama. Marcelo vivía en una bonita casa con su mamá y su perrito Dido, en una ciudad llamada Erumburgo. Rodeaba la casa un hermoso jardín lleno de plantas y flores multicolores, que crecían con una belleza indescriptible, alumbradas por una luz ...

Continue Reading

El jardinero del jardín feliz image

La flor de loto              Llegamos ante la presencia del maestro pero curiosamente no es para conocerle, sino para conocernos a nosotros mismos. Su mente es tan transparente y su mirada se encuentra en un lugar tan profundo, que se crea un espacio diáfano y sin límites donde vemos reflejado nítidamente nuestro propio ser, fundido en el suyo. Es tanta la emoción que este descubrimiento provoca, que hay una parte de nosotros mismos que proyecta en su figura humana la verdad descubierta. Y el corazón desde el que surge el sonido de esta emoción, crea un vínculo en forma de potente surco en la memoria y situando la vivencia, que en realidad ocurre en el instante, en el imparable transcurrir ...

Continue Reading

La Piedrecilla image

Las palabras del maestro: Cuando la Vida, nuestro gran maestro, nos zarandea para hacernos despertar, es como si en ese instante se descorriese un tupido velo delante de nuestra mirada para permitirnos reconocer la figura de un maestro. Maestro al que no somos nosotros los que buscamos, sino que es él el que eternamente nos busca, sin descanso, con infinita paciencia, sabedor de su segura victoria. Primero escuchamos sus palabras para imaginar la Verdad fuera de nosotros mismos. Así, ese mensaje que nos coloca en un camino sin retorno se convierte en un objeto soñado todavía muy alejado de nuestra realidad interior. Posee un brillo especial, un magnetismo extraño, de alguna manera su profundo significado aún sin desplegar lo intuimos ...

Continue Reading

La Otra Orilla image

El Amor vive dentro de mí.  Su presencia, de sutileza arrobadora, hace estallar mi corazón en mil pedazos.  En cada fragmento aparece una palabra, como breve destello de una luz cegadora. Amih Amih había nacido a este lado del río. Sus ojos se acostumbraron desde niño a contemplar aquellas aguas profundas que se movían tenazmente y sin descanso en una misma dirección, como si algo desconocido las guiase y les impidiese dudar. Amih deseaba que esa misma fuerza también le mostrase a él su camino. Y así se fue forjando su carácter que le convirtió en un joven y valeroso guerrero. Defendía a su pueblo, conquistaba riquezas, levantaba castillos, construía vías y puentes, con voluntad inquebrantable. Sus largos cabellos rubios quedaban ...

Continue Reading

Paseo por el bosque del duende Blau image

El duende Blau Blau vive en un bosque que cree que es suyo. Pero así lo creen también las ramas de los sauces llorones que languidecen junto al río y las ramas blanquecinas de los dorados alisos. También lo cree el pájaro carpintero que picotea el tronco de un fresno con increíble insistencia. Seguramente también lo creen esos conejitos diminutos que esperan en su madriguera la llegada del alimento. Pero Blau no sabe que el bosque no es suyo, ni de los sauces, ni de los alisos, ni del pájaro carpintero, ni de los fresnos, ni de los conejitos diminutos que esperan en su madriguera la llegada del alimento. El bosque se despereza y se mira en los ojos del ...

Continue Reading

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!